martes, 21 de noviembre de 2017

Call of the Wild; berrea 2017

Un año más disfrutando de la berrea. Un año más, y ya van cuatro.


Más de uno pensará que estoy loco, «¡cómo te vas hasta allí si tienes ciervos cerca de casa! ¿¡Otra vez?! ¡Vas a hacer las mismas fotos!».


Pero lo cierto es que uno no se cansar de viajar para ver a estos colosos, tenerlos a escasos metros, sentir su respiración y las hormonas en el aire. Creo que es inevitable vivir aquello y quedarse con ganas de más. Puede que haya en la naturaleza grandes espectáculos como ver los osos grizzlies pescar, contemplar ballenas en el océano, asistir a una carroñada; pero el chocar de las cuernas entre sí es algo que nunca me cansaré de escuchar.


Desde luego, no todos los años son iguales ni se hacen las mismas fotos, es lo bueno de la fotografía de naturaleza. Esta temporada parece que ha estado más floja con respecto a otros años, pero ellos nunca fallan. Desenfoques, contraluces, comportamiento...aunque poco frío y poca competitividad entre machos, puede que este año hayamos llegado un poco tarde.







Creo que no hace faltar decir que...¡el año que viene más! ¡Y mejor!





domingo, 15 de octubre de 2017

Martín pescador, sesiones junto al río


Podría decir, sin miedo a equivocarme, que la especie que traigo en esta entrada es una de la más fotografiadas del mundo, sino la que más. Sin embargo, hasta ahora apenas tenía unas pocas fotos del Martín Pescador. Muchos dicen que es una especie fácil, que lo hay en cualquier río, que es confiado, etc. pero la realidad es que hasta ahora no había podido tenerlo delante el tiempo suficiente como para recrearme en sus colores fosforitos. 


Por fin, he conseguido "mi" martín y se ha portado de maravilla...¿al final va a ser cierto que es fácil? 


Yo más bien creo que hay que saber cómo, dónde y cuándo trabajar con una especie para que esta te proporcione buenas sesiones. De todas formas en la naturaleza también existe el azar y a veces este quiere que te vayas a casa con cientos de fotos o con la tarjeta vacía.




Después de varios intentos y de alguna que otra comedura de coco, le he podido sacar fotografías con distintas luces, posaderos, fondos... ¡Hasta con la GoPro!





¡...esperemos que no se le seque el río y pueda seguir realizando sus lances de pesca...!








martes, 3 de octubre de 2017

Hidrohide 2017



En verano son muchas las horas que uno pasa dentro del agua para fotografiar fauna. El calor intenso y lo vacío que está el campo en esas fechas hace que las sesiones de hidrohide sean la única alternativa. Aún así, es una opción muy atractiva y que cada año espero impaciente que llegue el momento. 



Espátulas, flamencos, garzas, garcetas, anátidas o incluso limícolas son especies que se pueden fotografiar desde el agua; muchas de ellas sería imposible hacerlo sin estar en su mismo hábitat. 


Madrugones y palizas que merecen la pena, o no; pero lo que no tiene precio es el amanecer en el medio acuático, escuchar el graznido del martinete o el incansable carricero tordal mientras el sol despunta en el horizonte. 









Una de mis ideas era grabar una jornada completa de hidrohide, de momento dejo lo que es el primer capítulo, es decir, la previa a la sesión acuática (ver vídeo). Y os animo a que paséis por mi canal de Youtube para más vídeos de fotografía y de animales.