domingo, 17 de septiembre de 2017

Halcón Peregrino


Quizás una de las especies más difíciles de fotografiar sea esta, el halcón peregrino (Falco peregrinus). Su naturaleza nerviosa, sus hábitos impredecibles y los lugares tan inaccesibles donde acostumbra a vivir y criar lo convierten en un auténtico reto para el fotógrafo de naturaleza. 


No obstante, este verano he podido dedicarle muchas horas y al final conseguir alguna foto de esta familia de halcones peregrinos. A estas alturas del año, los pollos no paraban de reclamar desde distintos lugares del acantilado. Parece que los padres pronto expulsarán a su descendencia y ya se podían ver algunos ataques de estos a los pollos para demostrarles su fuerza. 



Además de fotos, pongo por aquí un pequeño vídeo de estos halcones en el que se puede ver a la hembra adulta, el macho y los jóvenes.


viernes, 8 de septiembre de 2017

Fotolienzo con Saal-Digital

Siempre me gusta regalar fotografía; esta vez aproveché un cupón de Saal-Digital para hacer un Fotolienzo a formato 60x40. Tenía ganas de probar con ellos y la calidad no defrauda, el embalaje perfecto y un lujo poder tenerlo en casa en muy pocos días. Viene perfectamente sellado y tal y como se describe en el programa. Este es muy sencillo, simplemente elegir formatos y arrastrar la imagen elegida.
La idea era revelar una foto en un gran formato y sobre un lienzo que le diera algo de relieve. Los colores los veo clavados y los detalles son muy buenos. Seguramente me anime a hacer un álbum próximamente.  


lunes, 21 de agosto de 2017

¿Charrán o Gaviota?


Los charranes son especies muy divertidas de fotografiar y encontrar una colonia de cría es garantía de éxito. La Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica) puede parecer algo así como una mezcla entre una gaviota y un charrán, de hecho puede formar colonias mixtas con gaviotas reidoras pero también con limícolas como la Avoceta. Pertenece a la familia de los charranes aunque tiene hábitos más propios de ave esteparia que los de su propio grupo, los cuales son mayoritariamente marinos. 

Fotografiar charranes casi siempre te da una gran variedad de imágenes por varias razones: son aves muy activas durante todo el día, ofrecen muchas poses, peleas, cebas que se repiten y pueden dar muchas oportunidades, son relativamente confiados y el hecho de formar colonias multitudinarias da muchas más opciones.

En verano siempre me gusta aprovechar para fotografiar estas especie y en este post subo algunas imágenes de Pagazas piconegras. Además he podido ampliar el disco duro con más fotos de Charranes patinegros que subiré próximamente.



Algunas parejas tienen dos pollos, otras tres y algunas aún están incubando...


Las cebas son continuas a primera hora de la mañana, entre las presas destacan saltamontes y arácnidos...



Muchas horas resumidas en un pequeño corto de esta especie que podéis ver en mi nuevo canal de Youtube:


¡Espero que guste y buen verano!

jueves, 22 de junio de 2017

Críalos


No es fácil ver un críalo, mucho menos posado en un lugar despejado de ramas, pero aún más complicado es ver dos juntos. Y es que hay días que no sale nada pero de repente una mañana te encuentras con la suerte de cara, cuando menos lo esperas. 
Hace unos meses, mientras contemplaba desde el coche unos cernícalos primilla, me encontré casi sin querer con una pareja de críalos. Pude disfrutar de  ellos un buen rato, estaban muy entretenidos  y apenas mostraban desconfianza. Desde luego, la escena no se ve todos los días pero da gusto cuando consigues estar a escasos metros de las aves sin que a ellas les importe lo más mínimo. El respeto y admiración fue mutuo. 

Desde luego, después de aquello, cada día pienso más que hay que salir a disfrutar de la naturaleza y dejar que el campo nos sorprenda. 




Por si alguien todavía le cuesta creerlo, aquí el críalo desde mi móvil; incluso llegó a quedarse dormido delante del coche. Tranquilidad máxima incluso en un país en el que parece que el respeto hacia la fauna brilla por su ausencia.

Cómo Se Hizo

domingo, 11 de junio de 2017

Sisón, ave del año 2017

Este año he tenido la suerte de poder fotografiar una especie que nunca pensé que pudiera conseguirla por mi mismo. Se trata del sisón (Tetrax tetrax), un ave muy tímida, casi un fantasma de la estepa cerealista. Entre abril y mayo, los machos se dejan ver en sus leks, pero sobre todo se hacen escuchar a kilómetros. Lo más difícil de esta especie es conseguir un buen acercamiento y por esto mismo sumado al escaso número de individuos que se ven, siempre la he tenido como "una de esas que difícilmente fotografiaré". 
Hay veces que las cosas son más fáciles de lo que parecen - y viceversa - de modo que esta primavera localicé un macho y tuve la suerte de poder retratarlo a escasos metros. Precisamente, hace no mucho SEO/Birdlife elegía al sisón como el ave del año 2017; ¿casualidad?

Os dejo unas fotos y un vídeo de los que pude realizar después de horas de observación y de mucho "carrilear". Aprovecho para invitaros a visitar mi nuevo canal de Youtube en el que podréis encontrar vídeos cortos sobre fauna.





...y el "Cómo Se Hizo" para los curiosos; siempre que lo tengo me gusta ponerlo por aquí.


lunes, 20 de marzo de 2017

De vuelta: Águilas


Demasiado tiempo sin publicar en el blog; quizás más del que me gustaría pero lo cierto es que cada vez van cogiendo más fuerza las redes sociales. Apenas tienen ya el éxito - o visitas - que tenían los blogs en su día. Un sitio donde podías compartir la mayoría de tus vivencias, imágenes, cómo se hizo, etc. Hoy ya casi no se leen blogs pues todo está en nuestros perfiles de redes sociales y webs. Yo no soy menos pero todo el trabajo e ilusión depositada en este espacio no puede diluirse. La idea es volver a publicar de vez en cuando las sesiones; aunque uno tampoco puede prometer nada.

En este caso me gustaría dejar por aquí el trabajo que estoy realizando con una pareja de Águilas reales (Aquila chrysaetos). Ahora apenas se dejan ver, con la hembra echada seguramente y el macho que no se separa de ella; pero son muchas las sesiones y sensaciones que he tenido con ellas. Las reinas no dejan indiferente nunca y crean una adicción fácil de entender. Cada vez que uno las tiene delante lo único que puede hacer es admirar su potencia, fuerza y mirada; además de acribillarles a ráfagas. 

La intriga con estas sesiones es máxima. Trabajar con rapaces siempre es complicado y son animales muy impredecibles. Nunca puedes dar nada por hecho, salvo que vas a tener que echarle horas y paciencia. Ellas siempre cumplen pero a veces es  una mañana entera y otras muchas tan sólo un segundo. 

Sin más, dejo algunas imágenes de entradas del macho y la hembra posada.
Have a good week.